Categories
blog

Freelancers: Cobra tus honorarios en cripto

Tiempo de lectura: 4 minutos
¿Sabías que hay una forma fácil de cobrar tus honorarios desde el exterior usando criptomonedas? Te contamos cómo en este post.

Cada vez más latinoamericanos trabajan para empresas o proyectos de manera remota y para distintos países y reciben sus honorarios en cripto, logrando una ventaja competitiva sobre lo que se paga en su mercado local. Pero… ¿cómo hacen? Es muy simple, tienen una wallet self-custodial a la cual cualquiera puede transferir fondos sin restricciones y a bajísimos costos.

El trabajo remoto viene en alza hace ya muchos años, pero la pandemia y las restricciones a la circulación, aceleraron la tendencia. Muchas empresas se vieron obligadas a mandar a sus empleados a casa y reemplazar la presencialidad por videollamadas y aplicaciones de chat. Esto les abrió la posibilidad enorme de buscar trabajadores en todo el mundo. Talento de alto nivel y salarios muchos más accesibles que lo que se pagaría en Estados Unidos o Europa.

Para los trabajadores -ya sea en relación de dependencia o freelance-, la oportunidad es igualmente atractiva. Miles de freelancers, sobre todo en Latinoamérica, ven en el trabajo remoto para el exterior dos grandes ventajas: en primer lugar, los honorarios, los cuales son mucho más competitivos. Para el sector de tecnología, por ejemplo, es fácil encontrar ofertas de más de 2.000 USD.

La segunda gran ventaja es la estabilidad; cobrar por tu trabajo en criptomonedas estables o dólares permite a los trabajadores escapar a las crisis por la inestabilidad económica que se vive en estos países.

Sin embargo, no todo es color de rosas. Cobrar en dólares no siempre es tan fácil. En el caso de Argentina, por ejemplo, si los dólares se depositan en una cuenta en local serán liquidados a cambio oficial, es decir que al día de hoy (julio de 2021) el trabajador recibiría 100 pesos por cada dólar, cuando su valor de mercado supera los 160 pesos. Una brecha del 60% suena a demasiado.

Por suerte, el mundo cripto ofrece una alternativa viable para resguardar el valor de tu dinero. Las transferencias en criptomonedas son absolutamente seguras, tienen costos mucho más bajos que el sistema tradicional y, sobre todo, son 100% descentralizadas, lo que quiere decir que nadie puede bloquear tus fondos u obligarte a liquidarlos.

Me imagino que estarás pensando: “Todo muy lindo, pero ¿y si el precio de bitcoin cae?” 🤔

Cobrar en Bitcoin es una gran opción, sobre todo para quienes creen en el futuro de la descentralización, pero también hay muy buenas alternativas para aquellos que no quieran arriesgarse a una baja en el precio de bitcoin.¿Sabías que existen criptomonedas que reflejan el valor del dólar? Sí, exacto. Hay criptomonedas súper volátiles como bitcoin o ether, cuyo precio cambia constantemente (a veces de forma vertiginosa). Sin embargo, también existen criptomonedas estables o “stablecoins” cuyo precio se mueve a la par del dólar. Algunos ejemplos súper conocidos y populares en todo el mundo son DAI, DOC, USDC o USDT.

Las stablecoins permiten mantener el valor de tu trabajo, sin arriesgar a que tus ganancias se vean afectadas por restricciones gubernamentales ni bajas en el precio. Algunas de las ventajas son:

  • Transacciones más seguras: nadie puede bloquear tus fondos.
  • Transacciones más baratas: los costos por transferir criptomonedas son mucho más bajos que transferir dinero fiat.
  • Transacciones más rápidas: el sistema financiero tradicional a veces demora de 3 a 5 días hábiles para transferencias internacionales. Con criptomonedas, en pocos minutos tienes tus activos a disposición.

Perfecto, ¿pero cómo se hace? Lo único que necesitas es una wallet de criptomonedas. Atención! Asegúrate de que sea self-custodial. Una wallet self-custodial, como Defiant, te permite manejar de forma segura tus llaves privadas. No queremos entrar en definiciones complejas, pero esto significa que eres el único dueño de tus fondos.

Los exchanges de criptomonedas no son soluciones self-custodial. Si recibes tus fondos en una cuenta de exchange, en realidad son ellos quienes controlan tu dinero, ya que tienen las llaves privadas. Al no ser tener el control de tus propias llaves, estás asumiendo tres grandes riesgos:

  • Regulatorio: si el exchange se ve afectado por alguna regulación, tus fondos podrían ser bloqueados o expropiados.
  • Hackeo: el exchange es un premio muy atractivo para hackers de todo el mundo, que intentarán vulnerar su seguridad para acceder a tus criptomonedas y las de todos los clientes del exchange.
  • Robo: hay varios casos registrados de fundadores de exchanges escapando con los fondos de sus clientes.

Te recomiendo investigar más acerca de la frase “Not your keys, not your coins” para aprender más sobre los riesgos de no controlar tus criptomonedas. También puedes sumarte a nuestro grupo de Telegram para aprender de la comunidad.

Una vez que tienes tu wallet lista y te aseguraste de ser la única persona que controla el acceso a la misma, puedes pedirle a tu empleador o a quien quiera contratarte que deposite tu salario en la misma. Solamente tiene que transferir las criptomonedas a tu dirección pública (cómo un CBU) y ¡voilá!

En caso de que tu empleador no esté dispuesto a realizar transferencias de criptomonedas, existen varias soluciones que hacen de intermediarios. En particular, destaca Bitwage, una start-up que ayuda a freelancers de todo el mundo a cobrar sus honorarios en criptomonedas. Bitwage permite que tu empleador te pague en dólares o euros y tú recibas cripto directamente a tu wallet.

En este video, podrás aprender más sobre cómo cobrar tus honorarios en criptomonedas.


¡Esperamos que este artículo te haya sido de ayuda! 😉