Categories
blog

Remesas instantáneas y a bajo costo utilizando criptomonedas

Tiempo de lectura: 4 minutos

Por Fiorella Scantamburlo, CMO

Las remesas son una fuente importante de ingresos para millones de familias en países en desarrollo. Sin embargo, enviar dinero entre países es costoso, debido a las tarifas que cobran los intermediarios. Utilizar criptomonedas podría ser la opción ideal para superar este problema.

¿Qué son las remesas?

La Organización Internacional para la Migración (OIM) define a las remesas como transferencias financieras hechas por los migrantes a amigos y familiares en su país de origen.

Muchos países pobres o en desarrollo se caracterizan por tener a millones de personas que abandonaron sus territorios en busca de mejores horizontes económicos o políticos, y desde sus nuevos destinos contribuyen con la economía de sus grupos familiares enviando remesas.

De esta forma, las remesas representan un beneficio significativo para los países, en particular para los países de ingresos bajos y medios, ayudando a satisfacer la creciente necesidad de las familias de contar con medios de subsistencia.

Las remesas en el mercado tradicional

El mercado de remesas a nivel mundial es un indicador tan grande que no se puede dejar de un lado. El año pasado, en 2020, se preveía que los flujos de remesas se reducirían a un 20% debido a la crisis económica causada por el COVID-19. Sin embargo, contra todas las proyecciones, los flujos de remesas sólo cayeron un 1,6% alcanzando los USD 540 000 millones, según informa el Banco Mundial.

Los países que recibieron más remesas en 2020 son India (75.916 millones de dólares en 2019), China (59.507 millones), México (40.508 millones) y Filipinas (33.339 millones).

Tarifas y comisiones abusivas

Frente al aumento del volumen del envío de remesas en todo el mundo, surgieron en los últimos años varios servicios que funcionan de intermediarios: Paypal, Moneygram o Western Union son algunos de ellos.

Si bien solucionan el problema del envío y recepción de dinero, la realidad es que las comisiones hoy son muy altas -entre un 5 y un 15%-, sobre todo porque quienes reciben necesitan aprovechar cada centavo del dinero.

Los costos de envío de remesas son altos por muchas razones, incluidas el bajo grado de desarrollo de la infraestructura financiera en algunos países, la competencia limitada, los obstáculos regulatorios, la falta de acceso al sector bancario de las personas que envían o reciben remesas, y las dificultades para los migrantes para obtener la documentación de identificación necesaria para entrar en el sistema financiero formal.

Sin embargo, el factor más importante para que los precios de envío de remesas sean altos es la falta de transparencia en el mercado. Es difícil para los consumidores comparar precios porque hay diversas variables que determinan los precios de envío de remesas. Los precios de las remesas están generalmente compuestos de una comisión fija, un margen variable ligado con el tipo de cambio cuando las remesas son pagadas y recibidas en diferentes monedas, y, a veces, un impuesto cargado al receptor de los fondos. Además estos componentes pueden variar en función de la forma en que el receptor recibe el dinero, la rapidez de la transferencia, entre otros factores.

El elevado costo de las remesas es tan grande que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) lo atendió en el punto 10.c de sus Objetivos para el Desarrollo Sostenible: disminuir el costo del envío de dinero a menos del 3%

Tarifas y comisiones abusivas

Una de las grandes ventajas que ofrecen las criptomonedas es que no dependen de ninguna entidad bancaria. Esto se traduce en que no están atadas a gobiernos. Al sumar a esta ecuación su condición de moneda digital, se puede asegurar que son libres de barreras geográficas.

Las transacciones de criptomonedas pueden realizarse de persona a persona, es confirmada por la blockchain y se completa en fracciones de segundo. 

Es decir: se eliminan los intermediarios y el único fee que se paga es el de la blockchain, que representa sólo centavos de dólar. Por ejemplo, el envío de Dollar on Chain (DOC) a través de la red de RSK cuesta 0,11 USD, sin importar el monto que se envíe, el fee de la red es siempre el mismo.

Screenshot de Defiant Wallet, envío de Dollar on Chain (DOC)

Un sistema que respeta el anonimato

La tenencia y recepción de criptomonedas no nos demanda tener ninguna documentación. Simplemente necesitamos tener una wallet donde podamos recibir nuestras criptomonedas y para ello no se nos demanda ningún tipo de proceso legal burocrático. Si bien es cierto que muchos exchanges nos demandan pasar por un proceso de Know Your Customer (KYC), este procedimiento solo busca comprobar nuestra identidad, no entra a evaluar aspectos legales desde el punto de vista migratorio.

Transacciones inmediatas

A pesar de los esfuerzos que se han hecho dentro del sistema tradicional para lograr que las transferencias bancarias y los envíos de dinero en efectivo se hagan lo más rápido posible, todavía no han podido adecuarse a la velocidad del mercado. Podemos ver que suelen operar nada más en los días hábiles laborales, siendo imposible transferir dinero fuera de horas laborales, los fines de semana o días feriados.

Las redes blockchain, tecnología sobre la cual están creadas las criptomonedas, están operativas las 24 horas, los 7 días a la semana para lograr que las transferencias se realicen en cualquier momento que decidamos realizarlas.

La mejor alternativa para enviar remesas

En países con problemas económicos, las remesas son esenciales. Es por este motivo que es crucial que las personas conozcan las alternativas y decidan usar la mejor opción en pos de resguardar el valor de su dinero. 

Las criptomonedas ofrecen una gran ventaja por las características que mencionamos anteriormente. Desde Defiant confiamos en la creciente adopción de las criptomonedas para hacer remesas y por ello decidimos brindar una herramienta que permita a las personas enviar y recibir dinero, de forma simple, económica e inmediata.


Fuente de la imagen: https://blog.todo1services.com/


¿Te gustó el artículo? Te invitamos a dejarnos tu opinión en nuestro grupo de Telegram

Categories
blog

Freelancers: Cobra tus honorarios en cripto

Tiempo de lectura: 4 minutos
¿Sabías que hay una forma fácil de cobrar tus honorarios desde el exterior usando criptomonedas? Te contamos cómo en este post.

Cada vez más latinoamericanos trabajan para empresas o proyectos de manera remota y para distintos países y reciben sus honorarios en cripto, logrando una ventaja competitiva sobre lo que se paga en su mercado local. Pero… ¿cómo hacen? Es muy simple, tienen una wallet self-custodial a la cual cualquiera puede transferir fondos sin restricciones y a bajísimos costos.

El trabajo remoto viene en alza hace ya muchos años, pero la pandemia y las restricciones a la circulación, aceleraron la tendencia. Muchas empresas se vieron obligadas a mandar a sus empleados a casa y reemplazar la presencialidad por videollamadas y aplicaciones de chat. Esto les abrió la posibilidad enorme de buscar trabajadores en todo el mundo. Talento de alto nivel y salarios muchos más accesibles que lo que se pagaría en Estados Unidos o Europa.

Para los trabajadores -ya sea en relación de dependencia o freelance-, la oportunidad es igualmente atractiva. Miles de freelancers, sobre todo en Latinoamérica, ven en el trabajo remoto para el exterior dos grandes ventajas: en primer lugar, los honorarios, los cuales son mucho más competitivos. Para el sector de tecnología, por ejemplo, es fácil encontrar ofertas de más de 2.000 USD.

La segunda gran ventaja es la estabilidad; cobrar por tu trabajo en criptomonedas estables o dólares permite a los trabajadores escapar a las crisis por la inestabilidad económica que se vive en estos países.

Sin embargo, no todo es color de rosas. Cobrar en dólares no siempre es tan fácil. En el caso de Argentina, por ejemplo, si los dólares se depositan en una cuenta en local serán liquidados a cambio oficial, es decir que al día de hoy (julio de 2021) el trabajador recibiría 100 pesos por cada dólar, cuando su valor de mercado supera los 160 pesos. Una brecha del 60% suena a demasiado.

Por suerte, el mundo cripto ofrece una alternativa viable para resguardar el valor de tu dinero. Las transferencias en criptomonedas son absolutamente seguras, tienen costos mucho más bajos que el sistema tradicional y, sobre todo, son 100% descentralizadas, lo que quiere decir que nadie puede bloquear tus fondos u obligarte a liquidarlos.

Me imagino que estarás pensando: “Todo muy lindo, pero ¿y si el precio de bitcoin cae?” 🤔

Cobrar en Bitcoin es una gran opción, sobre todo para quienes creen en el futuro de la descentralización, pero también hay muy buenas alternativas para aquellos que no quieran arriesgarse a una baja en el precio de bitcoin.¿Sabías que existen criptomonedas que reflejan el valor del dólar? Sí, exacto. Hay criptomonedas súper volátiles como bitcoin o ether, cuyo precio cambia constantemente (a veces de forma vertiginosa). Sin embargo, también existen criptomonedas estables o “stablecoins” cuyo precio se mueve a la par del dólar. Algunos ejemplos súper conocidos y populares en todo el mundo son DAI, DOC, USDC o USDT.

Las stablecoins permiten mantener el valor de tu trabajo, sin arriesgar a que tus ganancias se vean afectadas por restricciones gubernamentales ni bajas en el precio. Algunas de las ventajas son:

  • Transacciones más seguras: nadie puede bloquear tus fondos.
  • Transacciones más baratas: los costos por transferir criptomonedas son mucho más bajos que transferir dinero fiat.
  • Transacciones más rápidas: el sistema financiero tradicional a veces demora de 3 a 5 días hábiles para transferencias internacionales. Con criptomonedas, en pocos minutos tienes tus activos a disposición.

Perfecto, ¿pero cómo se hace? Lo único que necesitas es una wallet de criptomonedas. Atención! Asegúrate de que sea self-custodial. Una wallet self-custodial, como Defiant, te permite manejar de forma segura tus llaves privadas. No queremos entrar en definiciones complejas, pero esto significa que eres el único dueño de tus fondos.

Los exchanges de criptomonedas no son soluciones self-custodial. Si recibes tus fondos en una cuenta de exchange, en realidad son ellos quienes controlan tu dinero, ya que tienen las llaves privadas. Al no ser tener el control de tus propias llaves, estás asumiendo tres grandes riesgos:

  • Regulatorio: si el exchange se ve afectado por alguna regulación, tus fondos podrían ser bloqueados o expropiados.
  • Hackeo: el exchange es un premio muy atractivo para hackers de todo el mundo, que intentarán vulnerar su seguridad para acceder a tus criptomonedas y las de todos los clientes del exchange.
  • Robo: hay varios casos registrados de fundadores de exchanges escapando con los fondos de sus clientes.

Te recomiendo investigar más acerca de la frase “Not your keys, not your coins” para aprender más sobre los riesgos de no controlar tus criptomonedas. También puedes sumarte a nuestro grupo de Telegram para aprender de la comunidad.

Una vez que tienes tu wallet lista y te aseguraste de ser la única persona que controla el acceso a la misma, puedes pedirle a tu empleador o a quien quiera contratarte que deposite tu salario en la misma. Solamente tiene que transferir las criptomonedas a tu dirección pública (cómo un CBU) y ¡voilá!

En caso de que tu empleador no esté dispuesto a realizar transferencias de criptomonedas, existen varias soluciones que hacen de intermediarios. En particular, destaca Bitwage, una start-up que ayuda a freelancers de todo el mundo a cobrar sus honorarios en criptomonedas. Bitwage permite que tu empleador te pague en dólares o euros y tú recibas cripto directamente a tu wallet.

En este video, podrás aprender más sobre cómo cobrar tus honorarios en criptomonedas.


¡Esperamos que este artículo te haya sido de ayuda! 😉