Categories
blog

Not your keys, not your coins

Tiempo de lectura: 4 minutos

Por Santiago Cristóbal, Community Builder en Defiant

La mayoría de las personas compra sus primeras criptomonedas a través de un exchange o una wallet custodial. Pero para sumergirse verdaderamente en el mundo cripto, es importante conocer y entender el concepto de wallet self-custodial. ¿Cuál es la diferencia entre una wallet self-custodial y un exchange o wallet custodial?

Los exchanges cumplen un rol muy importante dentro del mundo cripto, porque facilitan la compra de criptomonedas con dinero fiat. Uno puede transferir dólares o pesos y usarlos para comprar bitcoin o Ether con un par de clics, pero son soluciones centralizadas.

La verdadera filosofía Bitcoin es la descentralización. Y para eso, necesitamos una wallet self-custodial.

Wallet self-custodial vs Exchange o wallet custodial

Antes que nada, volvamos a las bases: las criptomonedas funcionan con combinaciones de llaves públicas y llaves privadas. Una llave pública es como un email: todo el mundo la conoce y puede enviar cripto a tu dirección fácilmente. La llave privada, por el contrario, se usa para poder usar las cripto asociadas a una llave pública, y por ende es secreta.

Muchas veces se dice que una wallet “almacena” tus cripto, cuando en realidad la wallet es simplemente un software que te ayuda a gestionar tus llaves públicas y privadas para poder interactuar con la blockchain. Ahí radica la principal diferencia entre una wallet descentralizada y un exchange o una wallet centralizada.

En una wallet descentralizada, es el usuario quien posee y controla las llaves privadas. Por eso se conoce a este tipo de wallet como self-custodial; el usuario mantiene la custodia de sus cripto en todo momento.

Los exchanges, por el contrario, no dan a los usuarios el control real de sus activos. Cuando te haces una cuenta en un exchange, seguramente te pidan definir un mail y una contraseña que vas a poder usar para entrar a la página del exchange y comprar o vender activos, pero no te dan las llaves privadas necesarias para poseer verdaderamente las cripto.

Lo confuso es que muchos exchanges te dan una llave pública de la cual retirar o recibir cripto. Esto genera la falsa sensación de que se pueden realizar transferencias realmente descentralizadas. Sin embargo, quién controla las llaves privadas es el exchange, por lo que hace de intermediario en cada transacción. De ahí que se trate de una solución “custodial”; el exchange tiene la custodia de tus activos.

Not your keys not your coins

Las wallet self-custodial son aquellas que dan control total a los usuarios. Las llaves privadas están bajo poder del dueño de la wallet. Pero, ¿qué significa tener las llaves privadas?

Por supuesto que no se trata de una llave de bronce que se guarda en un sobrecito en el fondo de un cajón. La llave privada es un código de números y letras que se guarda en un archivo encriptado. Los exchanges o wallets centralizadas mantienen grandes bases de datos con las llaves privadas de sus usuarios y deben protegerlas de posibles robos o ataques de hackers.

El usuario depende del exchange no solo para el control y guardado seguro de las llaves, sino también para poder usar las cripto asociadas a esa llave. Para enviar bitcoin o Ether desde una wallet centralizada, necesitas el permiso del exchange. Si algo sucede con la empresa, es posible que pierdas tus cripto para siempre.

Las wallet self custodial almacenan la llave privada en un dispositivo bajo control del usuario. El usuario puede disponer de sus fondos en todo momento, no depende de nadie para poder realizar la transacción. En caso de que haya algún problema con la wallet, puede usar sus fondos desde otra wallet e incluso desde otro dispositivo. Veamos cómo en la próxima sección.

¿Cómo recuperar las llaves privadas?

Usar una wallet self-custodial tiene muchísimos beneficios, pero también conlleva una mayor responsabilidad. El usuario es el único dueño de las llaves privadas, por lo que debe asegurarse de no perderlas. No existe un botón de “recupera tu contraseña” ni nadie a quién reclamarle en caso de pérdida. Sin embargo, no es tan complejo como parece.

Para facilitar la protección y mantenimiento de las llaves privadas, la mayoría de las wallets descentralizadas usan lo que se conoce como “frase semilla” o “frase de recuperación”. Se trata de una frase de 12 ó 24 palabras seleccionadas aleatoriamente que te permiten recuperar tu cuenta.

El secreto está en que la frase de 12 palabras está relacionada criptográficamente a tus llaves privadas, por lo que sirve para demostrar quién es el verdadero dueño de las criptomonedas. La ventaja es que es mucho más fácil de anotar y recordar. Se aconseja escribir las doce palabras en un papel plastificado y guardarlas en un lugar seguro. Algunos incluso recomiendan realizar un par de copias, para mayor seguridad.

En caso de que tengas un problema con tu wallet o con el dispositivo donde instalaste la wallet, es posible usar esta frase para recuperar las cripto fácilmente. Es como un código mágico que te permite recuperar tus fondos donde sea. Por eso es fundamental asegurarse de no perder acceso a la frase de 12 palabras, de que nadie más pueda usarlas.

Tipos de wallets self-custodial

Existen varios tipos de wallets self-custodial, según donde estén almacenadas las llaves privadas.

  • Hardware Wallets: se trata de un dispositivo similar a un pendrive donde se guardan las llaves privadas. Se considera una de las opciones más seguras ya que no está conectada a internet y por ende es menos susceptible a ataques de hackers.
  • Web Wallets: suelen funcionar como una extensión del navegador. El usuario se descarga la wallet y luego accede a sus cripto a través de un login. Las llaves están guardadas en el dispositivo que se usó para crear la wallet.
  • Mobile Wallets: son conceptualmente similares a las web-wallets, pero funcionan como una aplicación descargada al teléfono. Las llaves se encriptan y se almacenan en el dispositivo. Defiant es un ejemplo.
  • Desktop Wallet: son programas que residen en una computadora. Las llaves privadas se guardan en el almacenamiento de la computadora.

El poder de la descentralización

Satoshi Nakamoto decidió titular el whitepaper de Bitcoin de la siguiente manera:

“Bitcoin: A Peer-to-Peer Electronic Cash System” 

En español, quiere decir “un sistema de efectivo electrónico entre pares”. Bitcoin fue diseñado como un sistema de pago totalmente descentralizado y eso es lo que lo hace tan valioso. Gracias a las criptomonedas podemos transferir valor a cualquier parte del mundo sin necesidad de que un intermediario valide nuestras transacciones. Si bien los exchanges y las wallets centralizadas aportan mucho valor al ecosistema, las wallets self-custodial se adaptan muchísimo mejor a la filosofía bitcoin. 


Fuente de la imagen: dailyfintech.com


¿Te gustó el artículo? Te invitamos a dejarnos tu opinión en nuestro grupo de Telegram